5

Una investigación peregrina: Etapa 1


El expediente que se presenta a continuación está escrito con el propósito de contrarrestar otro de carácter más oficial, desde luego, pero en absoluto más fiable. Nuestro expediente no ha sido redactado con la intención de rectificar, minimizar o amplificar los hechos, como si creyéramos en la importancia o la verdad de los hechos. A estas alturas, no creemos ya en nada
Imre Kertész. Expediente. (Nobel de Literatura 2002)

EXPEDIENTE: CAMINO PRIMITIVO
Informe nº 1
Fechado el 8 de octubre de 2016.

Los caminantes se reúnen a primera hora frente a la catedral de Oviedo ansiosos por comenzar el día. Otras gentes, a esa misma hora, atraviesan con paso cansado, lento e inseguro la plaza y parecen resistirse a finalizar la noche y se pierden entre la niebla hacía Porlier

Foto de grupo para la salida: saludos, reencuentros, risas, bromas, ganas de empezar. Como siempre  “las liebres” se revuelven inquietas, quieren salir pitando. Faltan muchos de los habituales. Vuelven algunos hijos pródigos. Notable incorporación de gente nueva. La edad media del grupo desciende ligeramente.

Abandonan rápido el antiguo y reducido recinto amurallado de la medieval Oviedo hacía lo que fue convento de Santa Clara y actualmente Delegación de Hacienda. ¡Que cambios! Aquí, al parecer, estaba, según información que me facilita un relevante miembro del grupo, la “calle de los estancos” Nada que ver con el tabaco pero posiblemente relacionada en el Medievo con el desagüe de aguas residuales.  Hasta el, populoso y antes ferroviario, barrio de La Argañosa no encontramos ningún topónimo referente al Camino. Al final del barrio, en la cuesta de San Antonio, las denominaciones Fuente la Plata, Lavapies y, una vez atravesado el nuevo barrio de La Florida, San Lazaro de Paniceres nos ponen claramente en el Camino y en el campo. Dejamos atrás Oviedo.  Como dice otro más fino: “La ciudad bien novelada da el último estirón por La Florida y comienza a desleírse en la base del Naranco” * (Alberto Polledo: Buen Camino. De Oviedo a Santiago tras los pasos de Alfonso II)

Enseguida Llampaya con una pequeña capilla al borde del camino y  mas allá Lloriana donde reside otra veterana peregrina que, cumpliendo con la tradición del camino de ofrecer vituallas a los peregrinos, nos espera, elegantísima, para obsequiarnos con unas jugosas manzanas. La manzana, ¡Ay, quién pudiera resistirse! como que diría Adán.

Dejamos el concejo de Oviedo por Puente Gallegos, de traza medieval (que fino me quedó). Una extraña escultura, se encuentra a la entrada del puente.  A este investigador le recuerda un enorme churro retorcido. El arte, ya se sabe, trasmite cosas.

Alto Escamplero. A alguna de las recientes incorporaciones comienzan a fallarles las fuerzas. Falta de práctica. Peñaflor: Una estrecha y larga calle típica del camino y al final Grao.



Etapa 1: DATOS PARA LA INVESTIGACIÓN:

9.30 AM: Acercándose a San Lázaro de Paniceres, entre la niebla que, a esa hora, a ratos fue espesa, este  investigador creyó ver, a lo lejos, un tropel de medievales caballeros al frente de los cuales parecía estar un noble al que en apariencia le sangraban abundantemente los pies.  La única determinación del grupo era “ dirigirse al oeste, hacia el oeste; pase lo que pase siempre, siempre, siempre hacia el oeste, a las tierras del fin del mundo” (*Miguel Barrero: De Oviedo a Compostela por el Primitivo) Dejo aquí constancia de este hecho pero entiendo que pueden ser ensoñaciones de este detective fruto del ajetreo y el trasnoche.

13,00 PM. Pasado el alto Escamplero, en la cuesta que sube hacia la capilla de Santa Ana y los inexistentes restos de un antiguo hospital de peregrinos de Premoño observo que un viejo Peugeot 306 color azul “oviedin” está parado en la cuneta.  Apoyado en él se encuentra un curioso personaje. Su aspecto dista de ser atlético. Prominente tripita, seguramente amante de los pinchos de tortilla (o de las tortillas enteras) despejada y amplia frente que avanza sin problemas hacia la coronilla, jersey de pico… No parece un peregrino, sin embargo varios de los más veteranos miembros del grupo se paran a saludarlo y charlan animada y cariñosamente. Él  sonríe, parece contento, relajado, afable… La antítesis del asesino.

14.15 PM: En la larga recta que por Vega de Anzo conduce a Peñaflor una casi imperceptible ráfaga de viento anuncia que algo malo va a pasar. Vuelve a verse el citado vehículo color “oviedin”. A la altura de Paladin  hay constancia de que una de las más dicharacheras caminantes, de profesión cartera, abandona el camino y se sube en ese vehículo. El coche y sus ocupantes no aparecen de nuevo hasta Peñaflor para la comida. Se desconoce que puede haber sucedido en el vehículo.

INTERROGANTES: ¿Quién es este extraño personaje? ¿Qué motivan sus continuas paradas a lo largo del camino? Que desconocido motivo lleva  a nuestra compañera cartera a abandonar el camino y subirse en un coche con un desconocido? Cansancio?: Imposible, es una caminante infatigable y pertinaz.

Seguiremos informando. Manténganse a la escucha.

Informe emitido por la Oficina: Peregrini&Private investigación.

5 comentarios :

  1. Muy bueno Isma, da gusto viajar con la lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angeles. A ver cuando te vemos por el grupo. Se te echa de menos. Saludos.

      Eliminar
  2. Y me lo estaba perdiendo. ¡GENIAL!

    ResponderEliminar
  3. ¡Fantástico!.El comienzo del relato.

    ResponderEliminar

Últimas entradas de quienes nos cuentan:

"Con un clic en la imagen de quien escribe, verás sus últimas publicaciones.

 

Con la tecnología de Blogger.

Han opinado ultimamente:

Copyright ©Caminamos

Lo mas visto esta semana:

Copyright © Caminamos | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20