0

Asturias:

Entramos en Asturias por Bustio y subimos a Colombres donde comimos. Elcamino mas bien parece un paseo que un camino propiamente dicho. El arreglo creo no es el adecuado, no hay que dejar que los caminos se destrocen, hay queconservarlos, pero no estropearlos con obras mal enfocadas. No es la forma másidónea de mantener un camino y menos un camino que va a Santiago. De Colombres a La Franca, a Pendueles, la zona de los bufones, Andrín ydespués de subir al Mirador de Ballota y bordear el Campo de Golf, bajamos a Llanes. En este tramo hubo alguien que incluso se bañó.De Llanes a Poo, Celorio, Barro, Niembro y a comer a Naves. Espicha genialcon visita de los padres de Blanca. Luego San Antolín de Bedón, Nueva, Pría,Cuerres y Ribadesella. Comida en la playa, algún que otro baño, y caminata. Llegamos a San Esteban de Leces, La Vega, Berbes, el Arenal de Morís, La Isla y Colunga. De aquí continuamos por Pernús, La Llera, San Salvador de Priesca, Sebrayo y Villaviciosa, que se avista antes de llegar con su ría y El Gaitero. Desde aquí se sale hacia Casquita donde el camino tiene una bifurcación: hacia Gijón hacia Oviedo. Nosotros tomamos la dirección Oviedo, pues esa es nuestra ciudad, Recorremos los pueblos de Camoca de Arriba y Camoca de Abajo, San Pedro deAmbás y llegamos a Valdedios. Aquí, al lado del conventín, en un bar, comimos bajo un sol radiante para coger fuerzas y poder subir La Campa y bajar hacia la Vega de Sariego.En otra salida fuimos hacia Pola de Siero, el Berrón, Fonciello, Palacio de Meres, San Pedro de Granda y Colloto, donde comimos en El Nora, al lado del río, con sol, sombrillas, helados, de todo. Y menos mal, pues nos quedaba lo peor del día,subir de Colloto a la Catedral de Oviedo, con un sol de justicia, por el Palais y LaTenderina, donde el sol daba de lado a lado de la calle, es decir, no existía lasombra, pero con todo, llegamos a la Catedral donde San Salvador nos estaba esperando. Lo visitamos, nos hicimos la foto con él y cada uno para su casa. Se acababa el curso, era junio, y la salida siguiente la teníamos programa da para Septiembre. Nos deseamos buen verano y nos fuimos. Ya en septiembre, allá cuando se celebra la Santina, retomamos nuestro camino y salimos de Oviedo, por la pista finlandesa, hacia Llanera. Desde allí por el Alto de La Miranda hacia Avilés. Creo recordar que la comida la hicimos en Solís. Desde Avilés por Salinas, hacia Santiago del Monte, Ranón y Muros del Nalón. Esta etapa tiene su aquello, pues nos quedamos a dormir en Naveces, en unhotelito muy mono, y donde después de cenar, cantamos y bailamos, incluso conzapatillas. Algunos las bailaron todas y los demás, cuando nos tocaba. Lo pasamos genial. La salida de Muros del Nalón, fue lloviendo, hacia El Pito, Rellayo, La Conchade Artedo y Soto de Luiña. Desde aquí decidimos ir por la parte de abajo, no porlas Palancas, pues el tiempo no era el más apropiado y las Palancas ya las conocíamos. Hubo de todo, incluso hasta cruzar el río con lianas para podercogerse. Este tramo va por Valdredo, Novellana, Castañeras, Ballota y Cadavedo. Más adelante Villademoros, Querúas, Caroyas, Barcia y Luarca entrando por Villar y contemplando unas preciosas vistas de esta villa. En esta etapa dormimos en CasaLupa, lugar que nos se nos olvidará, por cómo nos trataron, con spa, con unas habitaciones preciosas, todo nuevo, la cena muy bien. Creo que todavía no lo hemos olvidado, pues la relación calidad-precio, no la hemos vuelto a conseguir. Carmen debutó con este sitio. A partir de aquí, y prácticamente hasta Santiago, la lluvia no nos dejó, unosdías mas, otros menos, casi todos los días llovió. Sin embargo llegamos a Santiago con un día estupendo Salimos de Luarca hacia Otur y Villapedre. Aquí el camino está confundido, estropeado y desdibujado con las obras de la Autovía del Cantábrico, lo que hizoque el terreno estuviera fatal y encima llovía bastante. En esta etapa dormimos en Navia, donde como siempre en esta villa, nos trataron muy bien. Sus gentes son así por naturaleza. Aunque huela un poco mal,saben compensar con su bien estar, sentido de la acogida«Al día siguiente salimos de Villapedre, Piñera, Villaoril, La Colorada yllegamos de nuevo a Navia. El día era lluvioso de narices. Desde aquí a Jarrio,Cartavio y La Caridad. Cuando llegamos a La Caridad, las mojaduras eran tremendas, incluso había habido alguna que otra caída. Menos mal que, Jaime en su autobús llevaba ´los trapos verdes, que sirvieron a algunos para secar los pies. Comimos en La Caridad y caminamos hasta Porcía y dormimos otra vez en Navia. Al día siguiente salimos de Porcía hacia Brul y Tol, donde cuatro valientes a eso de las11 de la mañana, se metieron entre pecho y espalda unos chuletones con patatasque no se los saltaba un gitano. Como veréis, llevamos gente capaz de todo. De aquí por San Juan de Moldes y otros pueblos cercanos se llega a Vegadeo, donde comimos. Después de comer salida de nuevo hacia Abres, que tras cruzar el río,cada uno como pudo y por donde pudo, se llegó al autobús donde se daba por terminada la jornada.

Andrés Villa Sandoval.

0 Opiniones :

Aquí nadie modera tus opiniones... Por tanto no atentes contra la belleza de las palabras. Déjalas que vayan fluyendo una tras otra, narrando las sensaciones y sentimientos de tú caminar... ¡Ultreia! Muchas gracias por animarte a opinar.

Últimas entradas de quienes nos cuentan:

"Con un clic en la imagen circular de quien escribe, verás sus últimas publicaciones.

 

Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Caminamos | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20