12

Mudas quejas:

Es el mes de enero. Debería estar durmiendo profundamente, a pierna suelta, sin interrupciones, en silencio, y , por supuesto , ajeno y alejado de cualquier peregrino rezagado o caprichoso, que en horas vespertinas, dias inhabilitados o en meses señalados en mi calendario anual para mi reposo y recreo, pretenda seguir utilizando mis servicios, sin respetar dignidades, normas ni convenios laborales. ¿Acaso me presento yo en sus casas, o en sus centros de trabajo, o ante sus camas a las tres de la mañana y les conmino a que cojan sus bártulos y les saco a rastras obligándoles a realizar el Camino de  Santiago? ¡No! No se dan cuenta  estas despistadas o malintencionadas criaturas, hijos del antojo y de la tarambana, que no puedo estar permanentemente abierto a sus andanzas.Acaso les parece poco todo el tiempo que les dedico de primavera a otoño, desde el amanecer hasta bien avanzado el atardecer, entregado al cien por cien a servirles en exclusiva y con esmero y a ofrecerles las mil caras de mi rostro abnegado y sin cobrarles ni un solo céntimo de peaje. Sé que soy mundialmente conocido,  admirado, ensalzado y visitado por multitud de peregrinos provenientes de todos los rincones del mundo , pero,  a la vez,  por qué no decirlo, incesantemente pisoteado, erosionado y transformado por las huellas de siglos de historia, sin tiempo apenas para apuntalar los huesos que los soporta . ¿Cuántos se dignan a mirarme cuando avanzan , atrapados por sus anhelos de llegada, jornada tras jornada, sin pensar que soy quien les guia desinteresadamente hacia su Santiago del alma?¿Cuántos se paran a observar si mi  piel se desangra o  si de mis labios se oyen las quejas de quien está al límite de sus fuerzas o si mis ojos lloran por la pena de ser ignorado  ante la súplica de ser bien tratado?  ¿Cuántos, viendo como mi cuerpo encharcado y embarrado, escarchado o nevado, sufre , como los humanos, los rigores de un tiempo  a veces cruel y despiadado, se desprenden de algunos de sus impermeables o de sus peludos polares y los extienden sobre mi desnudo cuerpo de camaleon derribado? ¿ Cuántos se arrodillan ante mi, extienden sus manos, y cubren mi cuerpo con el mismo amor que les conduce a Santiago? Pero no quiero seguir despotricando ni convertirme en víctima de semejantes lances. Eso sí, quiero  dejar bien claro que ¡basta ya! de incursiones fuera de temporada  por parte de ese grupo de asturianos , que año tras año vienen a perturbar mi sueño en mi letargo. ¡Ojalá los dioses más desairados y  crispados arrojen sobre ellos la furia de mil mares  enfurecidos y la suma de mil vientos huracanados! Ya me he desahogado….Y ahora aparecen por estos parajes, en las inmediaciones de mi afamado Cebreiro, con ganas de darme la coña y desafiar mi paciencia.¿Qué hago? ¿Rezo para que un temporal de espesa nieve lo cubra y lo proteja de semejantes  insensibles o cierro los ojos, no he visto nada, y los dejo subir a ver si revientan piernas y espaldas?
Ayer los observé mientras deambulaban  por las callejuelas de Cacabelos buscando agua bendita para el alma, con las barrigas abultadas y la jerga propia de quien sólo adora el ruido de las tascas. Y en ese monumento cavernario, La Bodeguilla Del Niño, de fundación anterior a las cuevas de Altamira y muy anterior a la aparición del fuego, se congregaron estos discípulos de Diógenes a venerar ese desván de trastos desvencijados, cubas fosilizadas , techos desprendidos, suelos con algas y  meaderos en la misma jungla ecuatoriana,  en donde por un par de euros te emborrachas con vino y te comes unos sabrosos pinchitos de chorizo  de la era primaria, cascas o te cascan ( las nueces que quieras ) y, por una pequeña propina,  el  bodeguero, en pactos con el diablo desde hace miles de años, hace repicar la campana y los corazones de a quienes les cogen por sorpresa tan festivo estruendo . Y con el vino todo se alegra y casi todo se alarga, sobremanera la labia, y a la Moncloa , a discutir sobre los designios  de España. Y cómo estarían las mentes de estos amantes de la palabra, que , según dicen, fuentes muy bien cargadas, perdón, informadas, sólo se oyeron los acordes de celestiales gargantas, gobernadas por los decretos de múltiples guitarras. Allá ellos y sus parrandas.

El topo que viaja con ellos me ha informado que a  finales de febrero  vuelven . Hay que joderse, no descansan. Van picando con frecuencia programada.  Ya les recibiré con todos los honores y respeto y con mi “mejor cara”. Si creen que se me va  a ablandar el alma…

¿Es mi obligación, cobijar a cualquier peregrino  que en compañía o en solitario , en cualquier momento del año o en cualquier momento de su vida, quiera recorrer mi cuerpo  camino de Santiago, esté yo de buenas o de malas, pletórico o cansado, sano o enfermo, en horario contratado o fuera de jornada?

12 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Como siempre, muchas gracias por mantener vivo este blog.

      Eliminar
    2. Y gracias por animarme desde el primer momento. Y gracias por darle un espacio y unos colores a cada uno de mis escritos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Gelinos. Gracias por leer lo que escribo,y gracias por hacerme feliz al saber que además te gusta.Gracias por tu generosidad y bondad.

      Eliminar
  3. Me encantó, Joaquín, es un placer contar con tus escritos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mío al tenerte como lectora. Gracias por estar siempre tan pendiente de lo que escribo. Y gracias por esos comentarios tan positivos que siempre haces sobre los mismos. Un gran revulsivo, de veras.Gracias.

      Eliminar
  4. No me extraña que hasta te lean en Granada, Juaquín. Eres realmente bueno. Da gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, tan generoso y tan bondadoso con sus amigos y con cada uno de sus compañeros del Camino.

      Eliminar
  5. Novechento, supongo que primero hay que dar con la idea, con el tema, y me imagino que no será fácil ya que las ideas, que se sepa, no caen del cielo (aunque a Newthon le cayó una manzana pero era de un árbol). Después seguro que hay que darle una vuelta al calcetín para presentar la idea inicial de una forma determinada, para que sorprenda, para que nos preguntemos ¿De quién está hablando? ¿Quién es el personaje?: ¿El Camino mismo que se ha personificado? Y entonces, cuando nos lo preguntamos ya estamos nosotros dentro, ya estamos atrapados, intrigados.
    Después, o antes, seguramente antes, está el estilo: propio, personal, característico, que te identifica. Tu denominación de origen. Insinuante, sugerente, intimo. De ritmo cadencioso.
    Y luego está la bajada al terreno que nos vuelve a meter a nosotros en el relato: La bodega de Niño. La descripción, la realidad, dura pero guapa. Ya está bien de tanto gastrobar hombre!!!
    Enhorabuena. Saludos
    Nos mantenemos a la escucha, esperamos la próxima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea llega , como es habitual, cuando menos piensas en ello. Un día sales a caminar, con tus auriculares y con dos horas por delante para relajarte y no pensar en nada. Y de pronto escuchas una canción o un titular que te hace sugerir cosas. Y entre todas las que merodean,siempre hay una que destaca sobre el resto y empieza a recibir forma...
      Otras veces, sólo necesitas cinco segundos para crear el principio de algo, y la mayoría de las veces, por mucho que te empeñes, te sientes desesperadamente vacío.
      Es verdad que soy incapaz de renunciar a una manera de escribir, quizás porque sea de la única manera en la que me sienta cómodo para conseguir escribir algo.
      Gracias por tus comentarios, por venir de ti, Ismael, al que , desde que estoy en el grupo y te conozco, a mi manera, he admirado. Echo de menos a tu detective Peregrini

      Eliminar
  6. Peregrini por ahí anda, es incontrolable e incorregible. No te preocupes. Volverá. Tal vez cuando se le acabe el dinero. Saludos.

    ResponderEliminar

Últimas entradas de quienes nos cuentan:

"Con un clic en la imagen circular de quien escribe, verás sus últimas publicaciones.

 

Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Caminamos | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20