0

Uno de los principales impulsores del Camino Primitivo:

Don Ramón Rodríguez Mondelo.
Nació el 9 de junio de 1939 en Quiroga,Montefurado, donde su madre ejercía de maestra, aunque su familia era de A Rúa. Recibió el bautismo en la parroquia de Santa María de Villastar, Quiroga. Estudió en el Seminario de Lugo y fue ordenado por el obispo Ona de Echave 11 de agosto de 1963. Después de dos años como coajutor en la parroquia de Santa María de Régoa en Monforte, fue nombrado a la parroquia de San Martín de Suarna en Fonsagrada,en donde residió hasta su fallecimiento, pero no tardó mucho en abarcar más responsabilidades. Añadiendo las parroquias de Lamas de Campos, Fonfría Monteseiro, Allonca, Fonsagrada, Puebla de Burón, Padrón, Negueira ,Muñiz ,Ouviaño, Barcelo, Erne, Porto, río y Cuiñas.
En 1990 fue nombrado arcipreste de la zona. Don Ramón ha pasado su vida al servicio de la Iglesia, completamente dedicado a sus parroquias y feligreses. Aunque no nació allí se hizo fonsagradino. Aceptado y valorado por todos ellos. Su cara amable, tierna y su gesto sincero, su generosidad a todas la gentes, especialmente a las personas sin recursos, marcaron su carácter y su manera de ser que forjó a un sacerdote muy querido y apreciado. Su preocupación por las iglesias le llevó a a arreglarlas, incluso con su propio dinero. Sus restauraciones se caracterizan por el gusto y el estilo con que las llevaba a cabo. Fue el precursor de la recuperación del Santuario de Nuestra Señora de Negueira ,Veiga Muñiz, cuya fiesta se celebra el 15 de agosto. Ramón un hombre de gran formación teológica y de gran sensibilidad litúrgica. Destacan sus espectaculares belenes en Navidad, la Pascua y el cuidado por los monumentos. Al margen de su importante labor pastoral y el aprecio que por él demuestran los vecinos de A Fonsagrada, este sacerdote pasará a la historia de la localidad como uno de los principales impulsores del Camino Primitivo. Empecé "cando pasaban catro peregrinos nada máis",decía. Puso en marcha, con mucho esfuerzo, el primer albergue de esta ruta, concretamente en Padrón. Un albergue precioso y elegante que no le faltaba detalle, cuando apenas había albergues en esta ruta.
 Un abrazo de encuentro. 
Un sello en la credencial. 
Una comida de acogida.
 Una excursión cultural. 
Una eucaristía de hermandad.
 Un Ribeiro en aquél bar que tú llamabas ”El Cielo, porque solo cabían los justos” 
y como no, siempre acompañado de una ración de pulpo. 
Unos consejos para las próximas etapas hasta Santiago. 
La bendición para un Buen Camino.
 El abrazo de despedida hasta un nuevo encuentro…
Así dabas la atención espiritual y material, año tras año, a quien iba en peregrinación hacia Santiago y pasaba por Fonsagrada, esa Fonsagrada tuya que revindicabas para que fuese un hito en el Camino Primitivo.
 Cincuenta y tres años al servicio de la Iglesia y sus fieles. 
(Poco antes de su muerte había acudido a la iglesia a tocar la campana para llamar a los fieles al oficio religioso.)
Tu entrega al Camino es motivo de agradecimiento.
 ¡¡¡Así se hace Camino!!! Gracias por compartir un trabajo bien hecho. 
Te recordaremos SIEMPRE, Mondelo.

0 Opiniones :

Aquí nadie modera tus opiniones... Por tanto no atentes contra la belleza de las palabras. Déjalas que vayan fluyendo una tras otra, narrando las sensaciones y sentimientos de tú caminar... ¡Ultreia! Muchas gracias por animarte a opinar.

Últimas entradas de quienes nos cuentan:

"Con un clic en la imagen circular de quien escribe, verás sus últimas publicaciones.

 

Con la tecnología de Blogger.
Copyright © Caminamos | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Blogger Templates20